Posted on

LA ROBA ESTESA (Próximamente)

¡NOVEDAD!

¡Ya a la venta el primer número de la colección CÓMIC de Libros de Aldarán!

L’ORACLE es una colección de historias gráficas, obra de Jaume Aguirre, que giran alrededor de los recientes acontecimientos políticos en Catalunya y de la situación de excepcionalidad que estamos viviendo.

El cómic, dedicado a todos los presos y/o perseguidos por razones ideológicas, ofrece una mirada humorística y perpleja – a la vez que crítica – del momento actual y la tensión entre los partidarios de un cambio de régimen y los valedores del status quo.

Aquí tenéis un avance de algunas de las ideas expresadas en el prólogo, de Christian T. Arjona, en tanto que comentario de las historias gráficas.

L’ORACLE

HUMOR EN TIEMPOS DE CÓLERA

La República Galáctica está sumida en el caos…” Así podía haber empezado este preámbulo, con líneas de tipografía amarilla lentamente ascendiendo y alejándose en escorzo sobre un fondo negro sideral:

Un Estado se agrieta. Se sueña y se exige una nueva República. Se agotan las componendas. Hormiguean las ideas. Filas de legítimas siluetas entusiastas. Se habilitan miles de urnas furtivas: hornacinas sin santo, transparentes lipsanotecas de viejas reliquias renacientes. Se aprovincian y acastillan tricornios en bajeles de vodevil. Se vota en masa. Se distribuyen democráticamente porras, gases y balas de goma. Se censan heridas y vejaciones: cuencas sin ojo; dedos crispados, guernicanos; hilos de sangre que se bifurcan en otros que se bifurcan en otros; fontanelas indeseadas; injustas livideces. De un lado se grita, se congrega, se leen proclamas. Del otro se calla, se miente, se encarcela. Y se juzga, se escarnece, se hace mofa: se piden abjuraciones, profesiones de fe, retractaciones. Se cita mucho a Carl Schmitt. Resucitan algunos corruptos muertos, incorruptos. Se apela a otros muertos impolutos. Se desafía, se desacata, se insinúa parlamentariamente una declaración. Se acepta la existencia de un nuevo planeta cuántico, dentro y fuera del Sistema al mismo tiempo. Se vuelve a callar, a mentir, a encarcelar. Se vuelve a gritar, a congregar, a proclamar. Inmensos rosarios humanos, luciérnagas indignadas y esperanzadas. Llegan frentes fríos, indiferentes, de las cumbres europeas. Y en lontananza, unos prófugos exiliados gritan, en inglés y en francés, al vacío. Se extienden los apelativos: sedicioso, rebelde, tumultuario. Las togas extienden su niebla oscura sobre los hechos. Se blande un códice constitucional y se blinda en un búnker de intransigencia. Se esgrime y se asesta un artículo legal a modo de bayoneta. Un ejército silencioso de 155 soldados de tinta. Mientras el animal social – zoon politikon – todavía sangra, se le ofrecen los programas del siguiente acto del Gran Guiñol: unas papeletas manchadas. Un nuevo escenario para que todo sigo siendo un entremés – pan y circo – y nada cambie, para que la casta siga siendo élite y el pueblo, plebe: obedientes, acéfalos, discretos vasallos.

Eppur si muove

*****

Recortado, como hombre de papel que es, sobre este fondo voraginoso, el protagonista de estas historias, L’Oracle, nos mira con sus dos rostros barbados, bifronte. Y contempla su alrededor con un gesto a la vez perplejo, sonriente, sensible y desapegado.

Su perplejidad nace del asombro, de la curiosidad, del pensamiento crítico; pues sin estos su percepción se quedaría en aceptación resignada, en indiferencia, en sometimiento. La bifrontalidad de L’Oracle, como la de Jano/Hermes, tiene varias interpretaciones, que añaden complejidad y riqueza a su visión. (…) Duplicidad bifronte que se opone a la unilateralidad ciclópea. Lex inversa que introduce lo serio en lo jocoso, como decía Taine. L’Oracle, con su humor de cine mudo, nos muestra el doblez de los hechos, la sombra deformada de sus actores, esa “grotesca sombra de los seres con tricornio y lo serio de las sombras grotescas.” Mirada que multiplica, relativiza, enriquece, en lugar de uniformar, dogmatizar, simplificar.

(…)

 Libros de Aldarán os invita a pasearos por estas crónicas con el mismo ánimo ligero, observador, perplejo y satírico con que lo hace L’Oracle: a descerrajar los falsos problemas, a replantear la vida, a otear con alegría por la mirilla del porvenir, sin cerrarla. Y, en definitiva, a divertiros con ellas, con esa sonrisa muda y sin embargo elocuente, catalizadora, con la que ríen aquellos que nunca separan la risa del pensamiento, el humor de la reflexión crítica… y viceversa.

******

Aquí podéis acceder al prólogo completo:

Con la venta de cada cómic se colaborará con los fondos de solidaridad en defensa de los presos políticos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *